domingo, 12 de agosto de 2012

Better than


Y fue justo en ese momento cuando lo vi todo tan claro. Puede que todo lo que he repudiado siempre, en el fondo lo estuviese buscando en contra de mi voluntad. Aunque he de decir, que tampoco me ha acompañado mucho la suerte en ese aspecto. Y en parte somos conformistas cuando se trata de "más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer".

Ahora está limpio. Y me gusta sobremanera.
Y es ese momento. En el que dices aquí está, lo tengo. Lo quiero. Y sabes que ya nunca se va a ir de tu izquierda. De todo lo que sale del corazón. Y de todo lo que entra. Y que se queda ahí. 
Por suerte o por desgracia no creo mucho en el destino. Sino en que todo lo que somos, lo que tenemos, lo que queremos depende de nuestros propios actos. Y en verdad es mucho más gratificante que una simple casualidad.














No hay comentarios:

Publicar un comentario