domingo, 25 de marzo de 2012

Cero

Le doy, en parte, las gracias a esta maldita crisis. Porque me ha enseñado a disfrutar de las cosas que no se pagan con dinero. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario