sábado, 14 de enero de 2012

"La edad te hace ver ciertas cosas. 
Pasada la primera juventud, empieza el segundo periodo, en el que uno se da cuenta de la fragilidad de la propia vida y lo que en un principio es una simple inquietud, va creciendo en el interior como un mar de dudas e incertidumbres que te acompañan durante el resto de tus días."