miércoles, 3 de agosto de 2011

Píldoras de aprendizaje


Nuestros padres siempre nos previnieron contra los embarazos.
Pero nunca nos dijeron como combatir contra corazones rotos.
Gracias.
¡No hay nada como recomponerlo con nuestra propia experiencia!









No hay comentarios:

Publicar un comentario